Beefeater

La ginebra se viste de rojo con Beefeater 24

FRAN PATIÑO

La botella de Beefeater 24 se ha teñido de rojo. Pero no, no es timidez, es elegancia, que de eso sabe mucho. La ginebra premium de la marca adquiere así un aspecto aún más espectacular gracias al color más identificativo de la casa. Además, en su diseño incorpora los símbolos más característicos de Londres. A través de estos emblemas de la ciudad británica, Beefeater transmite la energía, el movimiento y la elegancia de un Londres muy eléctrico.

El tinte de tono escarlata del cristal de la botella recuerda al matiz del Rubí del Príncipe Negro, la gema enorme que se encuentra en el centro de la Corona Imperial del Estado. El espíritu de los doce botánicos de la receta de Beefeater 24 se muestra en el relieve de la botella, donde aparecen esculpidos al detalle, reproduciendo el artesanal estilo del Arts and Crafs.

Pero hay muchos más detalles. La vista de los edificios de la milla cuadrada reflejada a través del skyline retrata a la perfección el perfil de una ciudad eléctrica, moderna y en movimiento. Entre la arquitectura de referencia no podía faltar el cuervo posado sobre la Torre de Londres, donde los Yeomen Guarders permanecen custodiando el tesoro real. El pájaro guarda la llave y vigila la reliquia desde todos los ángulos. Llegados a este punto no cabe duda de que estamos ante una botella de autor. Es el maestro destilador Desmond Payne, autor de este exclusivo blenden, quien firma en la trasera de la botella un nuevo manifiesto sobre su obra.

No había una mejor forma de vestir un interior como el de Beefeater 24. El aroma de esta ginebra es armonioso y complejo. Sus notas de cítricos, enebro y té Sencha se abren camino hasta alcanzar un final de cilantro y angélica ligeramente picante. Gustan y mucho esos toques agradables de naranja y pomelo iniciales. El sabor se desarrolla desde un ligero gusto a enebro hasta un liso y suave final dominado por el regaliz. El té verde chino y el Sencha japonés intervienen equilibrando todos los matices para hacer del Beefeater 24 una ginebra con personalidad.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD