Cazamariposas1

Nando Escribano: “Nadie es mejor periodista que otro por hablar de Angela Merkel en lugar de Kim Kardashian”

FRAN PATIÑO / Imágenes: MEDIASET

No hay famoso de dentro ni de fuera que se escape del alocado y divertido repaso diario que hace ‘Cazamariposas’ al mundo de las celebrities. Con grandes dosis de humor y frescura, el programa de televisión de Divinity analiza sin complejos qué se cuece en la actualidad social y qué está pasando en ese reality que no te puedes perder. Lo hacen desde un punto de vista friki, travieso y riéndose ante todo de sí mismos. Hablamos con Nando Escribano, que presenta el programa junto a Núria Marín, sobre televisión, famosos, moda, redes sociales y mucho más.

Hoy en día no es fácil que un programa se mantenga en televisión durante mucho tiempo. Sin embargo, ya llevas unos cuantos años presentando ‘Cazamariposas’. ¿Qué supone eso para ti?

Estoy muy orgulloso de cómo ha crecido el programa. El show está en permanente metamorfosis, así que nosotros también nos hemos ido adaptando al tono del programa. He aprendido muchísimo y llevar las riendas junto a Núria Marín de un equipo de casi 40 personas es todo un orgullo. Somos una piña.

En el programa que presentas habláis de las celebrities. ¿A qué famoso y a qué famosa admiras?

Admiro a muchos cantantes: Mariah Carey, Toni Braxton, Babyface, Craig David… (soy muy fan de la música negra). En realidad hay muchos famosos con los que me encantaría hablar. A nivel nacional, aunque mi lista es más larga, destacan profesionales que ya he tenido la oportunidad de conocer como Jorge Javier Vázquez, Mercedes Milá y Mónica Naranjo.

Por tus estilismos se ve que tienes una relación muy cercana con la moda y que sigues las últimas tendencias. ¿Te gusta el mundo de la moda?

Me gusta pero no me obsesiona. No soy un fashion victim pero sí reconozco seguir a varios blogueros masculinos para coger ideas o descubrir marcas nuevas.

Ahora mismo vemos que te has puesto el pelo de color gris. ¿Eres de los que no tiene reparos en probar los looks más atrevidos, no?

Lo del pelo gris fue fruto casi de la casualidad. Lo hice por probar y me ha gustado mucho. Además, el feedback que he tenido tanto en persona como en redes sociales ha sido súper positivo, así que de momento me lo voy a dejar una temporada. Hay gente que incluso me ha dicho “ya no te imagino con tu pelo de antes”. No sé cómo tomármelo [ríe]. En cuanto a la ropa, me suelo atrever bastante. En el programa hay veces que he presentado con sudadera, pantalones de chándal o con prendas que un presentador no suele utilizar. Y me siento orgulloso de ello.

¿Qué haces para estar siempre a la última? ¿Cómo te construyes tus estilismos y tus looks?

Muchas marcas (algunas conocidas y otras que están empezando) nos envían ropa y nosotros mismos nos construimos los looks y los combinamos. Influye mucho la temática del programa (si los contenidos son más serios o menos) y también el estado de ánimo.

¿Tienes algún diseñador, diseñadora o firma de moda favoritos?

Sinceramente no. Pero sí te puedo decir algunas marcas que me gustan mucho como River Island, Eleven Paris, Reclaimed Vintage o Asos. No suelo llevar en la tele ropa de grandes firmas a no ser que sea una gala de premios o algo realmente muy especial.

¿Cuál es tu prenda fetiche (a la que tienes más cariño o esa que te gusta llevar siempre que puedes)?

Soy muy fan de lo básico: camisetas blancas o camisas negras. Mis prendas favoritas son las chupas de cuero o las cazadoras tejanas. Me encantan.

¿Te cuidas mucho? ¿Eres de los que usa muchas cremas? ¿Cuál es tu ritual de belleza?

La verdad es que uso bastantes, sí. Bueno, en realidad no sé si son bastantes, pero si lo comparo con el resto de chicos de mi edad que conozco… Uso una hidratante y un contorno de ojos por la mañana y una crema antiedad por la noche. Luego tengo otras que me voy poniendo de vez en cuando. Reconozco que me las llevo incluso cuando me voy de viaje. Mis amigos flipan porque me instalo en el sitio y saco un arsenal de potingues que ocupa media mesa.

CAZAMARIPOSAS 2015-3

A veces en Instagram no se ve más que bíceps, pectorales y abdominales perfectos. ¿Hay una excesiva obsesión por el músculo?

De la misma forma que hay una excesiva obsesión por publicar platos de comida, selfies en el espejo o pies en la playa. Cada uno enseña lo que puede y lo que quiere. A mí no me parece mal que alguien lo haga de vez en cuando. Lo que no soporto es cuando alguien sube cada día un update de su cuerpo porque necesita su dosis de ego. No es necesario entrar en un perfil y que todo sean fotos en bolas. Me gustan los perfiles de Instagram en los que puedes encontrar un poco de todo: ropa, paisajes, la vida en el trabajo, comida, vídeos haciendo el tonto…

En ‘Cazamariposas’ estáis muy pendientes de la moda y no le pasáis ni una a los famosos. ¿Crees que era necesario un programa como el vuestro en el que los estilismos de los famosos fuesen analizados de vez en cuando?

Totalmente. Aunque tengo que decirte que opinamos de estilismos pero no tenemos ni idea. Simplemente comparamos los outfits más terribles con frutas, muebles u objetos. Quizás por eso funciona. La gente alucinaría con la reacción de algunos famosos. Se dicen de ellos locuras (que si son infieles, que si estafan, que si están acabados…) y no dicen nada. Eso sí, cuidado como critiques su ropa porque se enfadan mucho. Curioso.

¿Debería la televisión acercar y popularizar aún más el mundo de la moda entre sus espectadores?

Creo que la televisión no debería hacer nada que no le salga hacer. Me refiero a que, si tú quieres saber de moda ya te preocuparás de buscarte un buen canal de Youtube o de seguir a determinados blogueros para estar al tanto. A mí personalmente sí que me gustaría que se hablara más de moda en televisión, pero el mundo de la moda a veces tampoco se lo pone fácil. Muchos diseñadores o directores de marcas no dan entrevistas o no aceptan cámaras en sus eventos. Algunos todavía tienen ese punto elitista y creen que estar en la televisión les va a perjudicar o que eso es “rebajarse”.

Actualmente presentas ‘Cazamariposas’ en Divinity, pero ¿hay algún programa o proyecto que te gustaría realizar? ¿Cuál es tu sueño profesional?

Me encantaría poder compaginar el programa con otro proyecto. La verdad es que si te dijera qué programas son mis preferidos te diría que los realities. Quizás algún día llegue. También me encantaría participar en un programa musical.

¿Cómo es tu día a día trabajando en ‘Cazamariposas’?

Por la mañana, aún en casa, hacemos un vaciado de la actualidad a través de un grupo de Whatsapp. Entramos sobre las dos de la tarde y hacemos un brainstorming con toda la redacción para poder confeccionar la escaleta. Repartimos los vídeos entre los redactores y Núria y yo nos ponemos con el guión. Durante la tarde vamos corrigiendo y revisando los vídeos y sobre las nueve y media de la noche tenemos el directo en el que defendemos todo lo que hemos preparado durante el día. Sí, son días muy largos [ríe].

Cazamariposas2

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de tu trabajo?

Lo que más me gusta es que me lo paso bien, los temas de los que hablo a diario me interesan y además, este trabajo me ha permitido conocer a muchísima gente a la que admiro y de la que sigo aprendiendo. Lo que menos quizás serían los horarios. Es muy sacrificado dirigir y presentar un programa diario. Y más si se emite por la noche. ¡Tengo poca vida social entre semana!

¿Participarías en un reality como ‘Supervivientes’?

Lo dudo bastante. Más que nada porque me dan un miedo terrible los bichos. Me imagino por la noche, con frío, lloviendo y con miedo a que una tarántula me suba por la oreja y me muero solo de pensarlo. Creo que antes iría a otro tipo de reality, aunque no entra en mis planes, la verdad.

¿Eres muy activo en redes sociales? ¿Qué piensas de ellas?

Pienso que a mí me ayudan muchísimo: para estar informado, para estar en contacto con la familia y los amigos y para promocionar mi trabajo. Evidentemente si eres un personaje público también pueden darte algún susto. He tenido alguna experiencia negativa con algún usuario obsesionado que incluso ha llegado a conseguir mi teléfono y mi dirección. Pero es una cosa negativa al lado de 100 positivas. Es lo que hay.

Algunas caras conocidas acaban un poco hartas de las redes sociales. En tu caso, ¿Te encuentras con muchos trolls de esos que critican o son más las muestras de cariño que recibes?

En mi caso estoy súper agradecido porque el 95% de mensajes que recibo son súper cariñosos y positivos. Intento contestar a casi todo lo que puedo y si alguna vez hay algún troll suelo pasar bastante. Más que nada porque luego entro en su perfil y veo que igual que a mí le escribe a otros 300 famosos.

¿Qué te gusta hacer cuando tienes tiempo libre?

Me encanta ver series, escuchar música, cantar y quedar con los amigos para tomar un vinito al sol y arreglar el mundo.

Si no te dedicases al mundo de la comunicación y el periodismo, ¿qué te gustaría hacer profesionalmente?

Sinceramente no me veo en otro mundo que no sea el de la comunicación. No sé si sirvo para otra cosa [ríe].

Cuéntanos la anécdota más divertida que os haya ocurrido preparando el programa.

Hemos tenido muchas anécdotas curiosas. Un día Oriana nos plantó a cinco minutos y no se presentó al programa y en su silla pusimos una planta y le hicimos la entrevista a la maceta. Ha habido días de tensión, como en el último 30-D en el que una vidente y Rebeca, una vez terminado el programa, se ensarzaron en una discusión por cosas oscuras y amenazas de males de ojo. Rebeca terminó llorando en el suelo. María Lapiedra también ha llorado muchas veces en el programa. Hubo un día que se tuvo que marchar a mitad del directo. Algo divertido que ocurre a veces es que la Pelopony llega muy justa de tiempo y se acaba cambiando en medio del pasillo. Le pide ayuda a cualquiera para acabar de vestirse a tiempo. ¡Ah bueno! Y hemos tenido varias pilladas en directo. Un día volvieron de publicidad antes de lo previsto. No nos avisaron desde control central y estábamos todo el equipo a por uvas, Núria y yo cotilleando tranquilamente en una esquina…¡Tardamos como 10 segundos en darnos cuenta que estábamos en el aire!

¿A qué famoso le harías un cambio de look de pies a cabeza?

Le cambiaría el look a los Estopa. A veces me arrancaría los ojos cuando les veo en alguna alfombra roja vestidos de la misma forma que si fueran a comprar el pan.

Por último, ¿Qué le dirías a quienes desprecian y critican el trabajo de los comunicadores que se dedican al mundo del corazón y de los realities?

Que estoy muy orgulloso de formar parte del mundo del corazón y de los realities porque entretiene a millones de personas. Y eso es maravilloso. No hay trabajos indignos y nadie es mejor periodista que yo por el hecho de hablar de Angela Merkel en vez de de Kim Kardashian.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD