melon_1

¿Pagarías 18.000 euros por un rico melón?

Bru Romero

Cuando pensamos en alimentos exclusivos al paladar (y al bolsillo), pensamos en latas de caviar Almas (15.000/25.000 € el kilo), queso Pule (1.000 € el kilo), buey de Kobe (700/900 € el kilo) o azafrán de La Mancha (3.000 € el kilo), productos que en ningún caso son fondo de despensa pero que en algún momento de nuestra vida pueden aliviar nuestras papilas gustativas más sibaritas y su buen gusto al elegir qué comer.

Pero si hay un producto que jamás pensaríamos pudiera costar más de un sueldo o, mejor dicho, más que el sueldo para toda la vida de Nescafé…, es el melón. ¿Serías capaz de pagar 5.000 € por un kilo de melón o 18.000 € en su momento más boyante? Parece ser que haberlos, haylos.

El melón Yubari King es un tipo de melón nipón que se cultiva en la región japonesa de Kobe. Un alimento cuya mejor cosecha del año es en mayo, llegando a ser subastados por 18.000 € el kilo sin que a nadie le tiemble el pulso al pagar. Según fuentes especializadas en el sector, el elevado precio se debe a que su cultivo viene organizado por un sistema matemático y secreto de riego en el que se controla la pureza del agua y su temperatura, así como un sistema invernadero que controla su humedad y un suelo rico en ceniza volcánica del que obtiene los nutrientes para merecer su peso en oro.

Además, y para dar mayor empaque y excusa para desembolsar semejante cantidad de dinero que podría dar de comer melones low cost a toda una provincia durante un tiempo, la popularidad de estos ricos esféricos también proviene del cruce que en 1961 se produjo con el melón americano (Cantaloupe picante) y un melón europeo, dando como resultado un sabor en boca de dulzor que pica y te deja los ojos en blanco como en el más placentero orgasmo foodie. ¿Nos los podremos tomar con jamón?

melon_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD