pizza-346985_1280

¿Pizza saludable? ¡Es posible, te contamos cómo hacerla!

FRAN PATIÑO

Que estamos en verano, que eres un chico sanote y que la dieta tratas de no descuidarla ni siquiera en vacaciones. Pero chico, date un capricho. Si te apetece comerte una buena pizza pero no quieres caer del todo en la tentación, te proponemos una opción de lo más saludable. ¡Hazla tú mismo con tus propias manitas! Te contamos cómo elaborarla de la forma más sana para que no engorde.

Para empezar, vamos a reducir el tamaño. Olvídate de zamparte una pizza que parezca una rueda de carro. Con algo más pequeño conseguirás quitarte el gusanillo, así que apunta: tienes que comprar tortas integrales de las que utilizas para hacer fajitas. Los demás ingredientes que te iremos diciendo a continuación seguro que los tienes por casa.

Utiliza tomate triturado natural para la base. Es muy importante que sea natural y no frito, ya que de esta forma estarás evitando grasas y azúcares innecesarios. Si no lo tienes de bote, puedes hacerlo tú mismo pelando y rayando dos o tres tomates que tengas en la nevera. Ve calentando en horno si es que todavía no lo has hecho.

Para completar tu pizza, puedes añadir varias lonchas de pavo cortadas en trocitos pequeños o, si te va más el pescado, opta por ponerle una o dos latas de atún al natural. Una guindilla cortada en trocitos vendrá genial si te gusta el picante, ya que acelera el metabolismo y hará que quemes más grasa. Y para terminar, si no puedes resistirte al toque inconfundible que le da el queso a una buena pizza, añádele alguno bajo en grasa. Puedes rayarlo o cortarlo en taquitos. Ya solo tienes que meter tu creación al horno y durante uno o dos minutos, dependiendo de cómo veas que se va haciendo. ¡Tu pizza fit ya está lista para comer!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD