cr_1

¿Por qué Ronaldo sigue gustando tanto a (casi) todos?

Bru Romero

Como cualquier astro del balón, Cristiano Ronaldo tiene sus admiradores y detractores. No hay ningún movimiento que haga, dentro y fuera del campo, que no sea objeto de las opiniones del público que lo aplaude o que le sume en blanco de todas sus bromas. Pero mientras tanto, él sigue ahí.

Cuando terminó aquella era dorada, tanto como su pelo, Beckham creíamos que no podría existir (o que al menos tardaría mucho en hacerlo) otra estrella del fútbol que aunara en un mismo cuerpo marcado por los entrenos, ese buen hacer tanto con el público más futbolero como con los medios de comunicación y esa audiencia a la que menos gusta este deporte de pelota, césped y penalti. Se equivocaban los profetas porque Ronaldo nos haría olvidar a cualquier futbolista con el que se le comparara.

De perfil más que mediático pero marcado por un misterio que ni las novelas de Agatha Christie o aquellos capítulos en los que Angela Lansbury resolvía crímenes que creían perfectos, Ronaldo gusta y acaba convenciendo a sus detractores. Es un tipo de porte desafiante, a veces insolente, pero solo una simple coraza para preservarse, aún más, de las críticas. No hace falta decir lo bien que se le da regatear, marcar y dominar cualquier escuadra y si a esto le unimos que no mira el reloj cuando entrena, es detallista con toda persona que se le cruce y haga algo por él, desprende su humor con quien le rodea y no se deja cazar en garitos donde las noches tornan en amaneceres (porque prefiere la intimidad de su hogar) vamos entendiendo las claves de su éxito.

cr_4

Las envidias que pueda despertar…, están a la orden del día y es que trabajo cuesta lo que él consigue y no todos tienen la constancia grabada en el grupo sanguíneo. A las horas diarias de natación, se le suman sus más de 10 horas de sueño o su dieta estricta de pescado, verdura, a la que es infiel de vez en cuando con los solomillos del restaurante Urrechu. Y entre tanta vida saludable, dedicación a su familia y marcas a las que presta imagen, Ronaldo sigue desarrollando su marca CR7, su particular línea de ropa íntima que para la próxima primavera presenta su quinta campaña.

Una nueva colección en la que sale de su zona confort y deja que el color actúe sobre un cuerpo que se transforma en lienzo en blanco y sobre el que la ropa interior es el primer paso para ofrecer color a la rutina. Tonos que le inspiran y le trae recuerdos de su originaria Madeira y le pone las pilas no solo para seguir siendo la estrella deportiva que es a nivel mundial, sino a seguir concentrando en él toda la atención de los medios, el favor de sus admiradores y las críticas de sus más acérrimos “enemigos” que al final, mansos, entran por el aro. Un éxito sin mucha fecha de caducidad.

cr_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD