cafe

¿Quiere Starbucks cargarse la Navidad?

Bru Romero

Si el señor Ebenezer Scrooge levantara la cabeza, seguro que se frotaría las manos después de beberse un sorbo de un café de Starbucks bien caliente. Y es que la cadena americana ha decidido eliminar los diseños navideños de sus ya míticos vasos rojos. Una tradición que implantaron en 1997 y que hasta este año se ha seguido manteniendo. En Estados Unidos, la noticia se ha convertido en viral y ya son muchos los que a golpe de hashtag #MerryChristmasStarbucks han pretendido movilizar a sus más adeptos consumidores, a plantearse un boicot frente a la marca que suponen anticristiana. Por su parte y como nueva estrategia populista, Donald Trump, incierto aspirante a la Casa Blanca, ha hecho suya la polémica planteándose rescindir el contrato de alquiler del Starbucks con más ventas de Nueva York: el de la Trump Tower. La cadena de cafeterías al más puro estilo ‘Central Perk’ de Friends se defiende explicando que en el pasado han contado historias navideñas con el diseño de sus vasos pero que en las próximas fiestas pretenden imitar a un lienzo en blanco para que sean los clientes  quienes cuenten la Navidad a su manera. ¿Coherencia o intención oculta?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD