Ryan Gosling

Ryan Gosling te gusta (y no es por su físico)

Bosco Santos-Mora

Ryan Gosling te gusta, pero no es por su físico –que también-, es por todas esas cosas que hacen de una persona alguien especial. Y es que si su amigo, compañero de faenas y simpatizante del mismo nombre, Ryan Renolds, presume del profundo respeto que siente por las mujeres, en especial por la suya, Gosling comparte su misma mentalidad. Y justo por eso y cinco razones más, estamos enamorados de este Ryan.

Su físico, envidiable, por supuesto, es un mero complemento a la enorme persona que se esconde detrás de ese 1’84 de altura y figura tan esbelta. También el estilo que pasea en cada alfombra roja que pisa ayuda, y mucho, a no dejarse pasar por alto ni un titular ni una página con su nombre. Pero es por algo mucho más íntimo, personal y enriquecedor, por lo que para nosotros Ryan Gosling tiene un valor especial. Porque si tener a alguien en gran estima es producto del mérito que esa persona haga, con el actor sólo hay que aplicar la lógica más simple.

Y esa lógica de la que hablamos se esconde detrás de estas cinco razones que, en la víspera de su cumpleaños (12 de noviembre de 1980).

 

Por ella, muero

Ni que su figura sea perfecta, ni que sea uno de los actores más aclamados. Lo que nos lleva a admirar a Ryan Gosling es el amor que siente por Eva Mendes, su pareja y madre de sus dos hijas. Sin ella, ha reconocido, su éxito sería insignificante a día de hoy, ya que gracias el trabajo de Eva con sus hijas, él ha podido viajar para rodar las películas de las que ha sido protagonista desde que las dos pequeñas llegaron a su vida. Así lo reconoció en el discurso de unos de sus premios, el cual dedicó a Eva entre lágrimas de emoción, reconociendo también que la pareja sabe compenetrarse en esta tarea de cuidado y dedicación quedándose él en casa cuando Eva tiene compromisos laborales.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD