chus

¡Hasta siempre, yaya Chus!

Rafa Rosco + Bru Romero

No nos los podemos creer, nuestra respiración se ha parado por un segundo al conocer la noticia del día, nuestro día: ¡Chus Lampreave ha doblado la servilleta! El cine español está de luto y es que nuestra chica Almodóvar preferida ha pasado de todos nosotros. Así, sin más, con la misma facilidad con la que nos preparaba un plato de pasta Ardilla o llenaba unos tupper para el camino. Nuestra musa de 85 primaveras nos ha abandonado en Almería y lo ha hecho dejando una estela de momentos cinematográficos que ni Meryl Streep con tanto Oscar..

Trayectoria profesional no le faltó: ‘El pisito’, ‘La escopeta nacional’, ‘¿Qué he hecho yo para merecer esto?’, ‘La flor de mi secreto’, ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, ‘Entre tinieblas’ o ‘Volver’, fueron alguno de los éxitos por los que se paseó. Ella no interpretaba, vivía los papeles de manera natural, como la abuela que se arranca por bulerías en el patio de la casa del pueblo, lleva el bolso repleto de longanizas en su vuelta a la ciudad o posa exultante para Ouka Leele (foto arriba). Y es que fue actriz sin querer serlo. Por lo general, las intervenciones de nuestra abuela más querida eran parte fundamental de la película y ¡qué frases, Dios mío!

chus_4

Los diálogos de esta buena mujer forman ya parte importante de nuestra idiosincrasia. Y sus escenas quedaban en tu memoria para repetirse en bucle y reír a carcajadas en cada after que montabas en casa: “Paso total de vosotras, ¡me aburrís!” o “Cállate, cara de ladilla”, o aquella escena de “Mujeres al borde de un ataque de nervios” en la que se declaraba testiga de Jehová, son algunas de las apariciones que nunca podremos olvidar y que quedarán a fuego en la memoria de todo un país que hoy le llora sin consuelo aparente.

Y es que es muy difícil encontrar a alguien al que la actriz madrileña no le pareciera entrañable. A nosotros, por supuesto, tampoco. Hasta siempre, querida Chus. Te marchas cargada hasta los topes, las fiambreras las tenías llenas por lo que pudiera pasar, ¿verdad? Nosotros seguiremos creyendo que aunque la filósofa sea estreñida, volverá del baño.., aunque sea en nuestros corazones.

 

chus_3

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD