silhouette-2149470_1280

Cómo parecer más delgado en verano

FRAN PATIÑO

Te ha vuelto a pillar el toro y otra vez te has plantado en las vacaciones de verano con tu operación bañador a medio hacer. Vamos, que estás estupendo, pero sientes que te obra un poquito de aquí y otro poco de allá. No pasa nada, es poca cosa, nada que no se pueda disimular con unos sencillos tips que harán que parezcas más delgado.

Igual que escoges bien los looks de calle que mejor te sientan, ¿por qué no haces lo mismo con tu vestimenta de playa? Elegir el bañador adecuado es una de las claves para no aparentar kilos de más. Ya sabes que cada cuerpo es un mundo, así que lo mejor es que conozcas cuál es el modelo que mejor te sienta a ti. Si no te ha dado tiempo a quitarte el flotador tan típico de la cintura de los hombres y no has hecho suficientes sentadillas como para poner tus glúteos bien duros, lo mejor es descartar el slip playero. El bóxer ajustado es más de lo mismo, así que la mejor opción para no ir tan ceñido es el short. Es cómodo, no se ajusta tanto y puedes encontrarlo con estampados de lo más estilosos.

Un clásico del verano para disimular esas cervecitas que te has metido entre pecho y espalda es meter tripa. Esto es algo que solo puedes hacer durante unos segundos, así que aprovecha los momentos clave. Por ejemplo, coge aire cuando vayas a cruzar de la toalla al agua y esconde esa barriguita como si nada hubiese pasado. Eso sí, no pretendas que aparezca un six-pack por arte de magia. Ten en cuenta también que si quieres pavonearte durante un buen rato mientras te paseas entre las sombrillas, lo de meter tripa va a resultar un poco incómodo.

Confía en el poder de los alimentos diuréticos. No es que hagan milagros, pero te ayudarán a eliminar toxinas y evitarán que retengas líquidos. De esta forma, ni te sentirás hinchado ni aparentarás estarlo. La piña bien fresquita o la sandía son dos de las frutas a las que puedes recurrir este verano para no retener líquidos. La primera es muy depurativa y la segunda resulta una opción de lo más hidratante. Beber té verde e introducir espárragos en tus comidas son otros de los recursos a los que puedes acudir para no sentirte hinchado.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD