Foto de perfil

Así te puede ayudar tu foto de perfil a ligar

FRAN PATIÑO

El amor llega cuando menos te lo esperas. Así que, si quieres multiplicar por cinco las posibilidades de encontrar pareja en las aplicaciones de ligoteo, tenlo claro: elige una buena foto de perfil. La cosa va en serio. Un estudio de la Universidad Queen Mary de Londres afirma que las mujers que suben más fotos a las apps para ligar ven cómo aumenta su éxito hasta en un 37%. Pero en el caso de los hombres el efecto aún es mayor, quintuplicando las posibilidades.

Como la cantidad no lo es todo, también hay que tener en cuenta otros factores como son el envoltorio. Según un análisis realizado por la aplicación Happn, los hombres con camisa arreglada y con aspecto menos chulesco son los que triunfan. La calidad de la foto es determinante, así que mejor dedicarle algo más de atención.

El fotógrafo Javier Arroyo anima a recurrir a una sesión fotográfica para nutrir los perfiles de las redes sociales con imágenes de calidad. “Una sesión fotográfica profesional ha dejado de ser algo inaccesible para convertirse en una herramienta básica para mostrar la mejor imagen de uno mismo”, explica Arroyo quien añade que “eso, en un mundo 100% social tiene cada vez más importancia.”

Entre los consejos que da el fotógrafo Rafael Arroyo de cara a triunfar ligando en las redes, se encuentra “combinar las fotografías de plano medio con las de cuerpo entero, siempre con una sonrisa que no resulte forzada“. Además, el experto recomienda “disparar la foto desde un ángulo superior a la mirada de quien posa, ya que ayuda a estilizar la figura” y que la luz que haya sea suave e indirecta.

Pero la imagen no lo es todo. La experta en copywriting Noelia Jiménez destaca la importancia de utilizar una descripción en el perfil que hable de la personalidad del usuario es básico para acompañar a la foto. “De algún modo, nuestra biografía es nuestro eslogan“, señala la experta. Imágenes y biografías aparte, la conversación que se establezca será fundamental para el éxito en la conquista amorosa. Cuidado, recuerda que no estás en la barra de una discoteca.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD