Ropa gimnasio

Cómo vestirte para ir al gimnasio

FRAN PATIÑO

Apuntarte al gimnasio es un paso importante que seguramente ya hayas dado o estés a punto de dar. Si ya lo has hecho, ¡enhorabuena!; y si no, ¡venga, no esperes más! Una de las primeras dudas que te surgen cuando ya estás inscrito pero todavía no has puesto un pie en las instalaciones es qué ponerte para ir a entrenar. Los looks de calle te los conoces al dedillo pero, sin embargo, nadie te ha explicado cómo tienes que vestirte para ir a darle a los hierros. Desde aquí vamos a sacarte de dudas con esta guía de estilo para el gimnasio con la que evitarás dar el cante. ¡Toma nota!

Por arriba

Procura que la camiseta que lleves no sea de algodón ya que, aunque pueda parecerte fresca y cómoda, no es la mejor opción ante el sudor. El algodón, en lugar de evaporarlo, lo que hace es absorber el sudor, quedándose la camiseta impregnada durante toda la sesión de entrenamiento. Lo mejor es optar por prendas hechas con fibras como el Spandex, un material flexible que, además de ser más transpirable y secarse rápidamente, se adapta a la perfección a la forma del cuerpo. Las camisetas hechas con este tejido facilitan mucho los movimientos… ¡y falta nos hace para levantar esas pesas! Así que ya sabes, no cojas la primera camiseta vieja que tengas por casa para ir a entrenar.

Ropa gimnasio

Llevar manga corta o tirantes es la siguiente duda que te surgirá. En este caso la elección dependerá solo de ti y de cómo te sientas más cómodo. Si tienes unos brazos y torso musculados puede que te motive más enfundarte en una camiseta de tirantes que te permita ver en cada repetición cómo se congestionan tus bíceps, tríceps, hombros y pectorales. ¡Para algo están los espejos del gimnasio! Si, en cambio, prefieres ir más discreto, utiliza la manga corta para entrenar un poco más tapado. ¿Y qué hay de las tallas? Puedes elegir vestir más holgado o más ajustado en función de cómo te sientas y te veas mejor… ¡pero no te pases, que puedas respirar!

Por abajo

Puedes usar mallas cortas o largas de tejidos transpirables, que te proporcionan mejor sujeción y te mantienen fresco o abrigado durante tu entrenamiento. Las prendas ajustadas te vendrán muy bien tanto si entrenas en la sala de musculación como si en el gimnasio realizas actividades como spinning, yoga o Pilates. Las principales marcas deportivas disponen de modelos de mallas en diferentes colores, tonos oscuros e incluso con estampados que te darán un toque distinto y te permitirán ir a la moda.

Ropa gimnasio

El clásico pantalón de chándal de algodón es otra opción que te dará comodidad y te mantendrá abrigado, pero que no facilitará la transpiración y te resultará caluroso si sudas mucho entrenando o si la temperatura dentro del gimnasio es alta. En el caso de que también optes por la holgura en versión corta, lo mejor es recurrir a los shorts de tejidos transpirables como el climalite de Adidas, que absorbe el sudor, lo aleja de la piel y hace que se evapore de forma rápida.

Cálzate unas zapatillas deportivas adecuadas para tu entrenamiento (fitness, running, crossfit…), ¡y ya estás listo! No habrá marcuernas, barras, flexiones ni series de abdominales que se te resistan. ¡Cruza la pasarela hacia tu gimnasio!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD