Imagen: Gettyimages

Y tú, ¿qué tipo de cuerpo tienes?

FRAN PATIÑO / Imagen: Gettyimages

Hay tres tipos de cuerpo en los hombres. Cada uno tiene un morfología diferente que, por supuesto, tienen un nombre: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. ¿Quieres saber cuál es la tuya? ¿Quieres descubrir cuál es el entrenamiento y alimentación que mejor te va? ¡Continúa leyendo!

Mesomorfo

Un cuerpo atlético es lo que caracteriza a los mesomorfos. Así son ellos por genética, con un físico atlético, músculos fuertes y estructura ósea grande. Cuando entrenan consiguen muscularse con más facilidad que los demás. Si no comen correctamente acumulan grasa en la parte de la cintura, pero con una alimentación equilibrada no tienen problemas de kilos de más. En cuanto al entrenamiento, una mezcla de pesas y cardio les hará tener un cuerpo diez.

Endomorfo

Los endomorfos tienden a acumular más grasa que los demás. Suelen ser más bajos en cuanto a estatura y les cuesta más quemar lo que les sobra. El motivo es que su metabolismo es más lento. Es por esto que deben cuidar más lo que comen, evitando pasarse sobre todo con los carbohidratos simples. En sus entrenamientos deben incluir más ejercicio cardiovascular con el objetivo de quemar grasa.

Ectomorfo

Las personas ectomorfas suelen ser delgadas y más altas. Les cuesta mucho ganar peso, ya que su metabolismo es muy rápido. Como queman las calorías muy rápido, los ectomorfos tienen que comer más para engordar. Los carbohidratos como cereales, verduras, pastas y arroces integrales deben formar parte de su alimentación. En sus entrenamientos tienen que centrarse en levantar más peso, hacer menos repeticiones y reducir el ejercicio cardiovascular.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD